Nuevo DICOM vs dólar paralelo: ¿Quién ganará?

VENEZUELA | Por: Oscar Javier Forero (*) – En el día de hoy se acaba de anunciar la implementación de un nuevo sistema de administración de divisas el cual busca controlar varias vertientes que han venido afectando la calidad de vida del venezolano, la productividad, el acceso a los bienes y servicios y la calidad de los mismos, aunado a un sin fin de distorsiones que alimentan y promueven el funcionamiento del impreciso y muy descabellado dólar paralelo. En palabras de Jesús Faría Ministro de Comercio Exterior e Inversión Internacional se va a “Cerrar el paso y arrinconar los impactos especulativos de Dólar Today, y elevar la cantidad de divisas que se deben asignar de forma más eficiente, son muy escasas y vamos a elevar eso”.

Al respecto se han dado una serie de parámetros que buscaran la eficiencia y efectividad de un tema tan estratégico como éste, entre los anuncios más destacados tenemos:

Posibilidad de que personas tanto naturales como jurídicas puedan optar al sistema.

Las personas naturales podrán obtener hasta 500 dólares trimestrales y 2.000 dólares al año, mientras las empresas pueden optar hasta a 400.000 dólares mensuales.

El Banco Central de Venezuela (BCV) definirá el límite inferior y superior de la banda para la subasta, así como las demás condiciones.

Semanalmente se publicaran los nombres de las personas y empresas que cuenten con asignación de divisas.

Éstos y otros lineamientos podrán a funcionar el séptimo sistema de asignación de divisas creado después de la puesta en marcha de CADIVI en el año 2003. Para la ocasión el precio de la divisa se establecerá a través de subastas, es decir por medio de un cruce entre la oferta y la demanda; no obstante y como es bien sabido en una economía importadora como la venezolana la demanda de dólares esta muy por encima de la oferta, ello generará que el precio oficial de la divisa norteamericana se ubique por arriba de los 720 bolívares que ha venido presentando el DICOM y se establezca a niveles que podrían rondar los 1400 o 2000 bolívares por dólar influenciado por las bandas que estime el BCV.

Ahora bien, la eficacia y eficiencia de este nuevo sistema estará obligatoriamente determinada por corregir una serie de distorsiones que como ya se han mencionado en anteriores oportunidades alimentan al denominado dólar today.

Si bien el Estado venezolano puede colocar una razonable tasa de cambio que podría rondar los 1400 o 2000 bolívares y que se cree justa dentro de los parámetros monetaristas tradicionales, no se puede obviar que de manera paralela y con toda la facilidad del caso opera una tasa que rompe con cualquier lógica económica y que ya ronda los 5900 bolívares, es decir entre 3 y 4 veces más de la tasa que se estima óptima.

Ante este panorama no se requiere ser un erudito para alertar que el grueso de la oferta de dólares se seguirá desviándo para el mercado paralelo como ha venido ocurriendo a lo largo de todos estos años, con el agravante de que mientras no se corrijan las distorsiones, la página web dólar today en conjunto con los operadores cambiarios fronterizos apostados en la ciudad de Cúcuta, continuaran inflando el valor del dólar a valores estratosféricos (muy posiblemente por encima de los 10.000 bolívares por dólar), más cuando por ordenes de Washington el Gobierno colombiano juega un papel fundamental en el acoso financiero que por distintos flancos se ejecuta contra Venezuela.

Por ello, mientras no se castigue a las empresas y funcionarios que incurrieron en la asignación fraudulenta de divisas en perjuicio de la población en general, mientras esos mismos funcionarios y esas mismas empresas sigan formando parte del proceso de solicitud-asignación-acceso de divisas y mientras se mantenga complicidad con los factores tanto internos como externos que devalúan nuestra moneda de manera diaria e impune, difícilmente funcionen los sistemas que se pongan en marcha.

Puede existir la mejor de las voluntades para efectuar procesos exitosos que hagan arrancar de una vez por todas la economía de la nación, se pueden poner en marcha planes y proyectos a mediano o largo plazo, al mismo tiempo se puede incluso incrementar la cantidad de dólares que ingresen al país (bien sea por el aumento de las exportaciones o por un repentino incremento en los precios del petroleo), pero mientras sea una elite tanto pública como privada la que disponga de lo que nos pertenece a todos, seguirá ocurriendo lo mismo que por años ha estado pasando: Un dólar oficial subvalorado compitiendo con los pies amarrados y los ojos vendados contra un dólar sobrevalorado que se alimenta con nuestros propios errores y desaciertos.

(*) Economista e Investigador.

Twitter: @Oscar_forero83

www.economiayrebelion.blogspot.com

Sugerencias y comentarios: Oscarjforero83@hotmail.com

Noticias relacionadas:

Comparte esta noticia...Share on RedditShare on Google+Email this to someonePrint this page