La oposición amplía un nuevo plan desestabilizador

VENEZUELA | Por Diego Olivera Evia – Nuevamente la sociedad venezolana se ve arremetida, por la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), los planes agresivos de la oposición han conformado un nuevo plan desestabilizador, luego del aplazamiento del Referéndum Revocatorio. Es bueno señalar que el jueves 20 de octubre, siete tribunales nacionales de distintos estados de Venezuela, basados en denuncias de ciudadanos afectados, dictaron medidas cautelares ordenando al CNE que suspendiera todos los procedimientos que se generaron como consecuencia de la recolección del 1% de las firmas, por haberse evidenciado la usurpación masiva de identidades. En cumplimiento de estas órdenes judiciales, el CNE suspendió la recolección del 20% de las firmas.

La Oposición que no había apostado al Revocatorio, como lo demuestra que 60 diputados de la MUD, que no votaron, era solo una pantalla, para buscar un golpe palaciego, como copia a lo que paso en Honduras, Paraguay y Brasil, como planes de la derecha uruguaya, que se suman a una guerra contra los modelos progresistas, pero que ahora centran su ataque en Venezuela. Buscando crear un vacío de poder en Venezuela, retomando el plan de la MUD, al asumir la mayoría de la Asamblea Nacional (AN).

Una vieja estrategia de la derecha se ha activado

Varios planes se han desarrollado para buscar el derrocamiento, del presidente constitucional de la República Bolivariana Nicolás Maduro, en reciente análisis Bloque Parlamentario de la Patria de Venezuela, sobre esta campaña, nos parece importante señalar alguno de ellos:

La derecha al ganar la mayoría de la Asamblea Nacional (AN), en diciembre de 2015.

Su principal objetivo desde que se instaló en el parlamento ha sido derrocar al Presidente Nicolás Maduro.

Para ello, la derecha se tomó cuatro meses debatiendo cuál debía ser el método para salir del Presidente, considerando al menos, los siguientes:

Exigirle la renuncia. Su Enjuiciamiento. Declarar su incapacidad mental. Nulidad de las elecciones por ser colombiano. Enmienda y/o reforma constitucional para acortarle el periodo. Constituyente. Presión social en la calle. Referendo revocatorio.

El domingo 23 de octubre la AN sesionó de forma extraordinaria, declarándose abiertamente en “rebelión” y acordó los siguientes puntos:

Declarar que el Presidente Nicolás Maduro dio un Golpe de Estado y quebró el orden constitucional.

Solicitar a todos los organismos internacionales la aplicación de sanciones contra Venezuela.

Denunciar en la Corte Penal Internacional a las rectoras del CNE y jueces que han suspendido el proceso revocatorio.

Destituir a los rectores del CNE y magistrados del Tribunal Supremo de Justicia.

Decidir sobre la supuesta doble nacionalidad del Presidente Maduro, a fin de destituirlo.

Decidir sobre el abandono del cargo por parte del Presidente Maduro, a fin de destituirlo.

Cuestiones a considerar:

¿Quién dio el Golpe a quién?

¿La derecha cometió fraude en la recolección del 1% de las firmas y el responsable es el Gobierno?

¿Busca la derecha justificar una intervención extranjera a gran escala con la excusa de la suspensión del revocatorio y de una supuesta crisis humanitaria?

¿Un parlamento en desacato judicial, puede destituir a rectores electorales o magistrados del máximo tribunal del país sólo porque velan por el cumplimiento de la Constitución y protegen a la nación entera de un fraude contra la soberanía popular?

¿No es acaso un Golpe de Estado que el parlamento pretenda desconocer todas las autoridades y las decisiones de los demás Poderes Públicos, además de buscar su destitución por vías no constitucionales?

Venezuela se aplazó el Referéndum por fraude en varios estados

Todos estos mecanismos aprobados por la AN el 23 de octubre, son irritas y carecen de valor legal ante la constitución de Venezuela, porque las acciones de la Directiva de la MUD, como los ataques de su presidente Ramos Allup, están viciados por la mentira y el fraude, ya que la mayoría de las firmas presentadas en Abril, son manipuladas como lo demuestra el CNE. Al demostrar que 10.995 personas fallecidas, 53.658 personas que no están inscritas en el Registro Electoral, 3.003 menores de 18 años y 1.335 personas inhabilitadas por delitos graves (homicidios, narcotráfico, robo, estafa, abuso sexual, fueron parte de la gran estafa al pueblo y al CNE.

Nuevas acusaciones contra que Nicolás Maduro, al manifestar que es colombiano, desconociendo, las comunicaciones de la Cancillería de Colombia y el Senado de esa nación, donde confirman, que no es colombiano, no hay ninguna partida de nacimiento o registro, además Allup, llego a decir que el presidente no es colombiano, en un acto público y ahora vuelven con la misma mentira. Hoy esta nación sufre el ataque de la peor oposición, que se rige por su visión anti soberana, su dependencia del gobierno de EEUU y con el apoyo del nuevo golpismo parlamentario del Continente, soñando que si gana la Clinton, habrá una intervención, como ella lo ha manifestado cuando era Canciller y ahora como candidata del Partido Demócrata, amenazando al mundo con un tercera guerra mundial, con bombas de uranio de baja intensidad.

Desde Barómetro Internacional

Diego Olivera

diegojolivera@gmail.com

Comparte esta noticia...Share on Reddit
Reddit
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *