Comuneros producirán y procesarán trigo en el páramo tachirense

VENEZUELA | Organización (Táchira – JUE.04.MAY / Redacción Prensa CDP) – En medio de un replanteo del modelo productivo venezolano, luego de atravesar una aguda crisis económica y financiera debido a la caída de los precios internacionales del petróleo, el gobierno bolivariano y las empresas y cooperativas de las comunidades organizadas, han desarrollado diversos planes y acciones en pos de sustituir importaciones.

El estado Táchira, en los andes venezolanos, se encuentra entre las regiones que aportan una mayor cantidad y variedad de rubros alimenticios para la población a escala nacional. Venezuela, a pesar de no ser un país productor de trigo, posee en su dieta cotidiana altos niveles de consumo de este cereal, que debe solventar a través del mercado internacional. Sin embargo, existen condiciones agrícolas aptas para la producción nacional. Corresponsales del Pueblo conversó con el colectivo de la Comuna Socialista Agrícola Los Kenikes para conocer su experiencia sobre este tema.

Las condiciones climáticas, de altitud y pisos térmicos de la región de montaña del estado Táchira posee las potencialidades para la siembra y el cultivo de trigo y otros cereales. Eso lo demuestra la tradición indígena y campesina del territorio que actualmente pertenece al municipio Sucre, cuya capital es Queniquea. Según las Crónicas de Indias, en 1631, Juan de Maldonado reseña que el Cacique kenikeo Mateo describió entre sus cultivos el algodón, el maíz y el trigo. Es decir que el territorio que hoy corresponde a Sucre, lleva cerca de 400 años en la producción de este cereal, acumulando una historia agrícola y cultural que sobrevive al presente con la tradición del pan en semana santa. Es posible conocer esta información, gracias a las investigaciones historiográficas realizadas por el cultor venezolano Carmelo Sánchez.

La propuesta de intensificar el cultivo de trigo no es nueva, líderes comunitarios y campesinos llevan muchos años impulsando esta propuesta a través de la organización de los productores de trigo de la zona. Sin embargo, producto de la experiencia comunitaria, integrantes de la Comuna Los Kenikes identifican que además de la producción primaria se requiere el procesamiento y la producción de productos derivados de varios cereales. De allí surge la iniciativa de adquirir maquinaria para el procesamiento de cereales.

Desde la Comuna Los Kenikes señalaron el oportunismo de propietarios de grandes extensiones de tierra, con intenciones de centralizar o apropiarse de un proyecto que nace de una iniciativa de economía comunal. Es decir, que se propone el desarrollo de las fuerzas productivas locales y el impulso de nuevas maneras de intercambio y productividad.

Con un ciclo productivo de mediana duración, entre los meses de octubre y noviembre, campesinos y campesinas siembran sus semillas de trigo, que vienen conservando y resguardando con el pasar de los años, libre de manipulaciones genéticas. Se cosecha entre los meses de marzo y abril, para realizar las trilladas y molidas comunitarias. Las celebraciones religiosas de la semana santa son utilizadas para hornear panes y compartir con familiares y amigos.

La aldea San Isidro, que reúne a los caseríos San Felipe, Los Barros, Loma Atrás, La Lomita, La Tienda, Quebrada Arriba y La Lagunita, es famosa por la realización de panes artesanales con harina de trigo sin quitar el afrecho original, y endulzado con panela. Se destacan como atractivos turísticos, los hornos de barro comunales y un molino de trigo artesanal que funciona con agua que se toma del río Queniquea.

De acuerdo a la opinión de los impulsores e impulsoras del proyecto, el territorio del municipio Sucre cuenta con todas las condiciones para su implementación, aunque requiere de una inversión. Consultados por prensacdp, enumeraron que poseen una infraestructura de Casa Comunal en el sector Los Barros, de la aldea San Isidro, que puede ser utilizada para la instalación de la maquinaria. A su vez, poseen la base de datos de productores y capacidad instalada de hectáreas de trigo; así como la organización de la producción y la distribución a través del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP) Vencedores de la Soberanía, el Consejo de Productores y Productoras Los Kenikes, la Comuna Los Kenikes con el espacio del Mercado Comunal que realizan de manera mensual.

A pesar de la vocación organizativa para el impulso del proyecto, expresaron que requieren de un crédito o apoyo financiero externo para la adquisición de maquinaria, debido a que el ahorro comunal no les permite realizar dicha inversión. Manifestaron que han presentado su propuesta en diversos ámbitos institucionales y a personalidades vinculadas con el aparato productivo, y continuarán en dicha tarea para cumplir su proyecto de economía comunal.

Noticias relacionadas:

Comparte esta noticia...Share on RedditShare on Google+Email this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *